Después de la derrota contra Chile por la final de la Copa América Centenario, Lionel Messi viajó junto a su familia a Bahamas, en donde se tomó unos días de vacaciones para reflexionar sobre su continuidad en la Selección argentina.

Si bien cuando finalizó el partido, el futbolista aseguró que era momento de dar un paso al costado, el último fin de semana sus allegados aseguran que Lio volverá a vestir la camiseta argentina después de las eliminatorias del Mundial Rusia 2018 que se llevarán a cabo en septiembre y octubre.

Mientras tanto, a Messi se lo vio relajado en el Atlantis Resort de Bahamas junto a Antonella Roccuzzo y sus hijos Thiago y Mateo. Además de sacarse fotos con cada uno de los fanáticos que le pidieron un recuerdo, el futbolista se disfrutó de las instalaciones del hotel y le enseñó a nadar a su hijo mayor.

Segui leyendo esta nota en RatingCero.com.