El fiscal federal Federico Delgado pidió ahora analizar otros cuatro teléfonos encontrados en la casa del detenido ex secretario de Obras Públicas José López y otras líneas del convento de General Rodríguez donde fue apresado con los bolsos con casi 9 millones de dólares. Una de ellas pertenece a un celular a nombre de la hermana Alba, una de las monjas del monasterio.
Fuentes judiciales confirmaron que hay otros cuatro teléfonos celulares que fueron encontrados en la casa de Dique Luján, en el partido de Tigre, donde vivía López, se trata de dos iphone y otros dos Samsung.

Los teléfonos están bajo custodia de la justicia provincial,
que intervino originalmente en el caso, y el fiscal Delgado los reclamó para poder analizarlos.

Se suman a los otros dos celulares encontrados a López cuando estaba en el convento, uno de ellos que es aún imposible de abrir porque tiene una clave que no puede ser descifrada, y además otras dos líneas, una utilizada por su hija y otra por su esposa.

También se investigan las llamadas entrantes y salientes de los teléfonos fijos de la oficina ubicada en la calle Lavalle al 1300, en Capital Federal, y la línea del Dique Luján donde vivía.

El fiscal también ordenó analizar llamados entrantes y salientes de una línea fija del convento de General Rodríguez y un celular a nombre de la madre Alba.