La Unidad de Información Financiera (UFI) advirtió al juez federal Sebastián Casanello que la información que suministró sobre las cuentas en Suiza de los hijos de Lázaro Báez no puede ser utilizada con fines probatorios, sino sólo con "fines de inteligencia".
La advertencia fue realizada por la UIF horas antes de las indagatorias del empresario Báez y sus hijos imputados por el hallazgo de cuentas en un banco de Suiza, con 25 millones de dólares, de las cuales los hijos de Báez serían beneficiarios.

En un escrito presentado en el Juzgado, el organismo aclaró que "se autorizó a diseminar la información proporcionada, únicamente para fines de inteligencia no permitiendo su incorporación como prueba en este proceso judicial, ni que sea revelada la fuente de la cual proviene la información".

El informe de inteligencia fue presentado días atrás por la UIF que, como querellante, había pedido la detención de los hijos de Baéz, Martín, Leandro, Luciana y Melina Báez, en base justamente a los datos aportados al juez.

El juez finalmente no ordenó la detención pero sí las indagatorias de los imputados que se concretarán esta semana. En tribunales se especula que la defensa de los hijos del empresario podría argumentar que en base a la nueva presentación de la UIF, esa prueba no es válida como para indagarlos por esos hechos.

En ese informe de inteligencia realizado por la UIF se daba cuenta de que los hijos de Báez eran beneficiaros de al menos 3 cuentas en Suiza y que el dinero era sacado del país a través de 3 firmas radicadas en panamá (Kinsky, Tyndall y Teegan) y una en Uruguay (Worldwide).