Aunque tiene tiempo hasta mediados de septiembre para realizar la presentación formal del proyecto de ley en el Congreso, el gobierno adelantó los primeros lineamientos del Presupuesto con el que se manejará el próximo año. Enterate acá de las claves de la ley de leyes.
El gobierno nacional envió a la Cámara de Diputados los principales lineamientos que tendrá el Presupuesto 2017, donde se priorizará la política social, se mantendrá el ambicioso plan de obras públicas que apunta a crear de 500.000 puestos de trabajo distribuidos en toda la geografía nacional a lo largo de los próximos años. Además buscará concretar inversiones energéticas y también mantener la política tributaria y salarial aplicada este año.

Según confirmaron fuentes oficiales a ámbito.com el proyecto tiene fecha del 30 de junio, día límite para enviar esta información. "Se envía como todos los años porque así lo dicta la ley, la presentación formal es en septiembre", recordó una fuente de la Rosada.

En el informe enviado por la Jefatura de Gabinete a la Cámara de Diputados, se detallan los avances que tendrá la ley de gastos y recursos del próximo año que, como establece la Ley de Contabilidad, se debe presentar como fecha tope el 15 de septiembre y debe ser aprobado antes del 31 de diciembre.

Será el primer presupuesto que diseñará la administración de Mauricio Macri dado que la ley de gastos y recursos que está utilizando es el que aprobó en el gobierno de Cristina Kirchner y fue elaborado por el ex ministro y actual diputado Axel Kicillof, y modificado por las prerrogativas que tiene el jefe de Gabinete.

En los avances que se mandan a mitad de año sobre los lineamientos del presupuesto 2017 que firman el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Economía Alfonso Prat Gay, la coalición gobernante informa que se mantendrán los ejes de la política que se aplica desde el 10 de diciembre del año pasado para lograr el desarrollo del país.

En 2017 el gobierno priorizará la política social "con el objetivo de avanzar hacia Pobreza Cero", con lo cual se seguirá extendiendo "la asistencia del Estado" a través de subsidios directos, asignaciones familiares, pensiones no contributivas y becas.

También se mantendrán los subsidios indirectos, especialmente en materia de transporte y electricidad, que se traducen en menores tarifas para los usuarios.

Seguí leyendo esta nota en ámbito.com