Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no están incluidos en el calendario FIFA y por eso los diferentes clubes no están obligados a ceder los jugadores para esta cita, lo que viene significando un fuerte dolor de cabeza para el entrenador de la Selección argentina, Gerardo Martino.
El equipo ya tendría que haber empezado a entrenar en el predio de Ezeiza, pero las prácticas se pospusieron para la semana que viene a la espera de la resolución de varios clubes que aún dilatan una respuesta.

El equipo argentino integra el Grupo D junto con Argelia, Honduras y Portugal, con el que se enfrentará por la primera fecha el 4 de agosto en Río de Janeiro.

Embed