El cantante deberá desembolsar una gran suma a un ex asistente.

Luis Miguel deberá afrontar en el corto plazo algunos frentes poco agradables. Por un lado, el cantante deberá pagar más de un millón de dólares al perder una demanda judicial en Estados Unidos de su ex asistente personal William Brockhaus.


Seguí leyendo en RatingCero.com