En la inspección ocular realizada este martes en la vivienda del ex secretario de Obras Públicas se encontró escrituras y contratos del matrimonio López, perchas tiradas y los restos de una cena para dos que de golpe se interrumpió.

El ex secretario de Obras Públicas salió "intempestivamente" de la casa de Tigre, la noche que fue encontrado intentando ingresar los bolsos con 9 millones de dólares en el convento, según detalles que la Justicia pudo observar en la inspección ocular que se realizó este martes en la vivienda del Dique Luján.

Hallaron escrituras y contratos del matrimonio López, perchas tiradas y los restos de una cena para dos que de golpe se interrumpió.

El juez federal Daniel Rafecas llevó hoy adelante una inspección ocular donde vivía Lòpez hasta el momento de su detención, medida que se extendió por unas tres horas aproximadamente.

La inspección fue ordenada para determinar si efectivamente el dinero encontrado en los bolsos estaba guardado o acondicionado en ese domicilio, lo que no pudo ser corroborado.

No obstante, fuentes judiciales, relataron que en la inspección se observó un hueco en un placard de 1 metro por 50 cm de donde se presume habría sacado los bolsos con los que fue encontrado luego en el monasterio de General Rodriguez.

Los restos de una cena para dos –se presume que con su esposa y que fue interrumpida- aún estaban en casa. También se encontraron unas 25 perchas tiradas en la bajada de una escalera que da a los dormitorios, pero es un misterio donde está la ropa.

En la vivienda aún están los dos perros de la pareja que son alimentados, según las fuentes, por los vecinos y un jardinero que les alcanza comida.

Tras recorrer todos los sectores del inmueble de dos plantas, el juzgado procedió al secuestro de documentación como escrituras y contratos de locación en los que figura el matrimonio Lopez, estados contables y documentación relacionada con la empresa "La Aracelitti" para la explotación de caña de azúcar en la provincia de Tucumán.

Además se encontraron uua serie de carpetas, planos y fotografías relacionadas con la edificación de la vivienda.

Esos documentos serán analizados para determinar entre otras cosas si en realidad Lopez sería el verdadero dueño de esa casa, y no un inquilino.

También se encontró un "nuevo aparato telefónico (tipo palm") que se estaba apagado y que será derivado al fiscal Federico Delgado para ser investigado.

Para realizar la inspección el juez contó con la asistencia de la fiscal de General Rodriguez Alejandra Rodriguez y personal policial local.

En tanto, se aguarda que la fiscalía a cargo de Delgado decida ampliar la imputación contra la mujer de Lopez, que aún no ha sido citada a declarar.

Para que la mujer sea incriminada en el hecho que investiga Rafecas, debe haber pruebas de que tuvo una participación directa en el episodio de los bolsos.