El grupo terrorista creó una base de fotografías de sus esclavos para facilitar su compraventa y para detectarlos con rapidez si tratan de escapar, algo cada vez más difícil.

Al tiempo que el Estado Islámico pierde el control de una ciudad tras otra en su llamado califato, la organización está endureciendo su control sobre sus cautivos, llevando a los cristianos yazidíes más a dentro de su territorio y vendiéndolos como esclavos a través de Telegram o WhatsApp.

Embed

Con una publicación espeluznante, el ISIS pone en venta a las chicas: "Virgen hermosa de 12 años... Su precio ha llegado a los 12.500 dólares y se venderá pronto", dice el anuncio del grupo terrorista junto con otros para gatitos, equipo táctico y armas que aparecen en le aplicación que fue publicada en Telegram y un activista que está tratando de liberar a unas 3.000 mujeres y niñas que aún permanecen como esclavas sexuales de los extremistas, hizo llegar la información a la agencia AP.

Los extremistas están asesinando a los contrabandistas que rescatan a cautivos y están implementando una base de datos con sus fotos y nombres de sus propietarios para evitar que escapen a través de los puestos de control.

Embed

Miles de yazidis kurdos fueron tomados prisioneros y miles más fueron asesinados cuando los combatientes del ISIS ocuparon sus pueblos del norte de Irak en agosto de 2014. Desde entonces las mujeres yazidi capturadas han sido forzadas a trabajar como esclavas sexuales.

Se informó que 2.554 de ellas fueron liberadas por contrabandistas. Hacia mayo, el ritmo de liberaciones había disminuido mucho y sólo 39 habían sido rescatadas en las seis semanas previas, según cifras del Gobierno regional kurdo.