Los recibió el vicegobernador Daniel Salvador. Transmitieron su preocupación por los incrementos en las tarifas públicas, el aumento de la industria del juicio, la falta de facilidades de pago impositivas y la apertura indiscriminada de las importaciones. Alertaron que ya se perdieron 160 mil puestos de trabajo en las PyMEs industriales.
El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, mantuvo este miércoles un encuentro con industriales bonaerenses en el que se discutieron temáticas vinculadas al presente y futuro del sector pyme. Participaron de la reunión además el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Jorge Elustondo.

Las Pequeñas y Medianas Empresas de la Provincia de Buenos Aires junto a representantes gremiales de distintos sectores industriales, manifestaron su preocupación por los incrementos de las tarifas públicas, el aumento de la industria del juicio, la falta de facilidades de pago impositivas y la apertura indiscriminada de las importaciones.

"Pedimos encuadrar la discusión de nuestra problemática durante los próximos seis meses, una vez vencido ese plazo, solicitamos que el gobierno de la provincia eleve los resultados - que aspiramos sean positivos - a la Nación, aprovechando la sintonía política que existe entre ambas administraciones", enfatizó Daniel Rosato, Coordinador de la Mesa de Industriales Bonaerenses, al tiempo que advirtió "necesitamos adaptarnos a la nueva realidad porque ya se perdieron 160.000 puestos de trabajo en el sector PyME industrial".

El aumento de las tarifas de servicios públicos es otro de los factores que ponen en jaque a las empresas que hacen uso intensivo de la energía: "Los incrementos van desde el 250% al 800% en algunos casos", detalló Rosato. "Las industrias de energia intensiva son las más castigadas, ya que se sextuplicaron sus costos operativos", agregó.

Embed
Además, en su carpeta de reclamos los industriales Bonaerenses le plantearon a Salvador el caso de otra industria que los afecta: la del juicio laboral. Es que solo en el primer cuatrimestre del año, las empresas afrontan 35.000 nuevas demandas laborales.

Por su parte, Mario Gualtieri, otro de los integrantes de la Mesa de Industriales Bonaerenses, detalló que hay empresas que "tienen hasta 40 millones de pesos en demandas laborales". El empresario bonaerense recordó que "cuando empezó el sistema de las ART las primas eran de 1,75% sobre la masa salarial, hoy representan hasta el 18%, de acuerdo a la calificación de cada ART, lo que se traduce en aumento de costos y baja de la competitividad de las PyMES".

El flujo de importaciones, principalmente de China y Brasil, también vulnera la sustentabilidad de las PyMES. "Están ingresando productos a menos del precio del material que se necesita para fabricarlo", resaltó Gualtieri y agregó "Necesitamos que haya algún tipo de control como por ejemplo las Licencias no Automáticas y un trabajo detallado de cada posición arancelaria que está ingresando y que pone en peligro al tejido industrial". En lo que va del año, en muchos casos se han importado un 30% más de productos que en todo el 2015.