A falta de mujeres en el juego, la producción decidió incorporar a cuatro, de las que quedarán dos.

Si hay algo que tiene esta edición de Gran Hermano es movilidad a diferencia de otros años en donde el casting era cerrado y permanente.

Ahora, por las pocas mujeres que quedaron en el juego, la producción decidió incorporar otras cuatro, de las que sólo quedarán dos. Las nuevas participantes tendrán una semana para demostrar qué aportan al juego y luego Gran Hermano decidirá quiénes quedarán adentro.

Conocelas en RatingCero.com