Las empresas europeas de ciertos sectores estratégicos estarán obligadas a protegerse mejor contra ataques online y virus informáticos, según una normativa europea aprobada por la Eurocámara que fija finales de 2018 como horizonte para ponerse al día en seguridad informática.
El objetivo es impedir que se reproduzcan situaciones como las ocurridas hace pocos meses, cuando la televisión francesa TV5 fue atacada por hackers rusos en abril de 2015 y la aerolínea polaca LOT, dos meses después.

Vistos los precedentes, es necesario "obligar a los operadores de infraestructuras estratégicas que actúen más allá de las fronteras a preocuparse más y hacer que ese tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir", señaló el ponente del texto en el Parlamento Europeo, el conservador alemán Andreas Schwab.

Las primeras normas en seguridad informática a escala europea serán impuestas a servicios considerados esenciales, como la energía, los transportes, los servicios bancarios y de salud, los motores de búsqueda o los servicios de almacenamiento.

Embed
Se trata de "europeizar" la seguridad de datos y de "crear confianza, una cultura europea de la seguridad informática", subrayó el comisario europeo de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger.

"Una protección fragmentaria de la seguridad informática nos hace a todos vulnerables y supone un importante riesgo de seguridad para Europa en su conjunto", explicó Schwab.

El texto pretende reforzar la cooperación entre países de la Unión, creando un "grupo de cooperación estratégica para intercambiar información y ayudar a los Estados miembros a reforzar sus capacidades", según el parlamento.

Para el eurodiputado ecologista alemán Jan Philipp Albrecht, "hay que celebrar el hecho de que la directiva se aplicará también a los proveedores de servicios digitales, como Google o Amazon, y les obligará a hacer públicos los ciberataques graves", afirmó.