El cuerpo de Mariana Circosta, de 94 años, fue trasladado al cementerio de Flores. Su sepelio se hizo en el local comercial ubicado en el barrio porteño de Barracas a pedido de ella, según aseguró su hija, quien presenta evidentes signos de desequilibrio mental.