Se trata de Jorge Masón, jefe comunal de Ibarlucea, un pueblo ubicado a 22 kilómetros de Rosario. El alcalde fue testigo de un delito y decidió hacerse cargo de la situación, ante la falta de patrulleros.
Un intendente de Santa Fe se convirtió en héroe en las últimas horas tras perseguir y detener a dos delincuentes que le habían robado a una vecina del municipio de Ibarlucea.

Se trata del jefe comunal Jorge Masón, quien fue testigo junto a su esposa de cómo dos "motochorros" asaltaban a una mujer en el centro del pueblo, ubicado a 22 kilómetros de Rosario.

"Estaba manejando por el centro de Ibarlucea y veo a una chica llorando. De repente, una moto me pasa raspando por la camioneta", señaló Masón al diario La Capital.

Embed
A partir de ahí comenzó un intenso raid que contó con el apoyo de los únicos dos patrulleros que tiene la comuna.

La persecución continuó varios kilómetros hasta la altura en la que se encuentra el Parque Habitacional. Al verse rodeados, los ladrones intentaron tomar un camino paralelo a la ruta. "Bajaron a un zanjón, cayeron de la moto e intentaron escapar de a pie hasta que la policía efectuó disparos al aire y lograron detenerlos", relató el intendente.

Además, contó la crítica situación que vive en pueblo en materia de seguridad: "Ibarlucea es una ciudad disfrazada de pueblo y con dos patrulleros no se puede recorrer un lugar tan extenso, hay cinco efectivos en la sub 17", señaló.

Y completó: "Según un censo de 2010, Ibarlucea tiene 3 mil habitantes cuando hoy en día hay un mínimo de 7 mil. Con lo cual, dos autos para patrullar cinco mil hectáreas es imposible".