La actriz dijo lo suyo después de enterarse de la maniobra legal que había intentado el ex de su hija para que no fuera participante del Bailando.

Antes de empezar el Bailando, Federico Bal le pidió a la justicia que Barbie Vélez no pueda ingresar al certamen, ya que de hacerlo, estaría violando la medida perimetral que le impedía a él mantenerse alejado. El pedido fue rechazado, y Nazarena Vélez no se iba a quedar callada.


Seguí leyendo en RatingCero.com.