Roberto Di Sandro, decano de periodistas de la Casa Rosada, lleva 68 años dentro de la sala de prensa en Balcarce 50, donde vio pasar al menos 27 jefes del Estado argentino.
Roberto Di Sandro es el decano de periodistas en Casa Rosada. Entró a trabajar a la sala de prensa el 29 de octubre de 1947, con Juan Domingo Perón como presidente, y desde entonces pasaron 27 gobiernos.

"Pasaron muchas cosas en estos 200 años, pero desde la época que estoy yo, han pasado bastante cosas buenas y malas", reflexionó Di Sandro acerca del Bicentenario en una entrevista con C5N. El periodista todavía trabaja con la máquina de escribir Olivetti donada por Arturo Frondizi.

roberto_di_sandro

"Hay un hecho muy tremendo que creo que sobresale en los 200 años y le digo por qué: porque fue un bombardeo. El 16 junio de 1955. Yo estuve 5 horas y pico tirado en el sueño de la casa rosada con otros cinco periodistas tratando de pasar información, cosa que no se podía. No es el momento de recordar cuántos muertos, pero es algo que pasó", relató Di Sandro, testigo de primera mano de los hechos en los pasillos de la casa de gobierno.

Di Sandro tiene anécdotas históricas de sobra. Cuando cayó Frondizi estábamos en la explanada de la casa de Gobierno, eran las 4 de la mañana cuando golpearon la entrada de Rivadavia. Fuimos a abrir y había una larga fila de soldados con un superior que dijo: 'Vinimos a tomar la casa de Gobierno'. Frondizi estaba preso en Martín García pero había dejado a Guido para que jurara como presidente. Las Fuerzas no pudieron entrar a la casa de gobierno porque el presidente había jurado", recordó.

Embed

"Tuvimos muchos problemas en la dictadura, la información se manejaba de cabeza a cabeza de diario, pero después de que llegó (Raúl) Alfonsín volvimos a tener el contacto que teníamos que tener, y que tenemos hoy: hoy podemos caminar por todas partes de casa de gobierno. Acá se produjo un hecho que se está investigando, pero aquí en este momento tenemos libertad absoluta para movernos. Eso es lo que necesita el periodismo: libertar para difundir", explicó Di Sandro.

Tras 68 años en la sala de prensa de la casa de gobierno, Di Sandro vio pasar gobiernos constitucionales y militares, observó cómo los jefes de Estado se iban con aplausos o en helicópteros, y apuntaló a más de un joven colega en la sala de prensa.

"El tema es tener contacto con todo tipo de periodistas. Los jóvenes se acercan a pedirme algún recuerdo de alguna figura. En el periodismo hay que tener el fuego sagrado, o sea, la información", señaló Di Sandro, que puede contar anécdotas sobre Perón caminando con Balbín por los pasillos de la rosada.

"¿Un presidente con carisma? Perón. Menem, Alfonsín era un tipo fenomenal. El doctor Illia manejaba el concepto del diálogo. Nosotros queremos dialogar. La pregunta es fundamental, y la repregunta, y hasta hace seis meses no se podía", convino el periodista.