En pleno festejo por los 200 años de independencia, ambos mantuvieron una reunión de alrededor de veinte minutos, donde el español le entregó al mandatario una carta de su hijo, el rey Felipe VI, reiterando la invitación para que visite España.

En el transcurso de este encuentro, que duró veinte minutos, Juan Carlos volvió a invitar al Presidente al país europeo.

Terminada la reunión, y a la salida del recinto del Museo Casa Histórica de la Independencia, el Rey Juan Carlos recibió numerosas muestras de simpatía hacia España de los centenares de personas que esperaban en el lugar para ver a las autoridades.

Embed