La prestadora de servicio Metrogas defendió las nuevas tarifas como "necesidad de frenar el deterioro general del sector", luego de que la Justicia suspendió la suba.
"A partir de abril de 2016, la industria de gas natural de la Argentina comenzó a transitar por primera vez en 15 años un camino de sinceramiento y adecuación necesario para su sano funcionamiento", expresó Metrogas en un comunicado.

Se explicó que "este proceso, impulsado por el Ministerio de Energía y Minería de La Nación y acompañado por la industria en su totalidad, implica una revisión integral de tarifas que pone de manifiesto la necesidad de frenar el deterioro general del sector".

Bajo esta premisa, para Metrogas, la readecuación tarifaria tiene 3 fundamentos prioritarios para la industria del gas natural de la Argentina. Se trata de "realizar inversiones que permitan expandir la red para llegar a cada vez más hogares"; "mejorar la calidad de servicio para todos los clientes" y "mantener los altos estándares de seguridad del sistema mediante el exhausto mantenimiento de la red existente".

Metrogas recordó "a todos los clientes que el uso racional de este recurso, impacta directamente en la factura y es también una forma de contribuir al cuidado del medio ambiente y de los recursos no renovables".

Consideró que "los nuevos cuadros tarifarios promueven el uso racional con incentivos para aquellos hogares que consuman un 15% menos con respecto al mismo período del año anterior, obteniendo así reducciones en el precio del gas del 20% para la categoría R3- 4, 30% para las categorías R3-1 a R3-3 y del 50% para las categorías R1 a R2-3".

La empresa resaltó que bajo el régimen tarifario actual, el incremento no podrá superar en un 400% (hogares) y 500% (comercios e industrias pequeñas) a los montos que hubieran resultado de someter el consumo y la categoría del cliente registrados en la actualidad, al régimen tarifario anterior vigente hasta el 31/03/2016.

En caso de que, como resultado de esa comparación, se superen los topes establecidos, se aplicará una bonificación en la factura incluyendo la leyenda: "Bonificación según Resolución MEyM N° 99/16".

A los clientes que hubieran abonado una factura con incremento superior a los límites fijados, se les aplicará la bonificación correspondiente en la siguiente factura. Los clientes que todavía no han abonado la factura, si corresponde, pueden solicitar a la empresa que se les refacture teniendo en cuenta el nuevo análisis de consumo.

En este caso, la fecha de vencimiento para el pago será la del nuevo documento que se emita reemplazando a la factura anterior. "Además, con el objetivo de acompañar a los clientes en este nuevo proceso, ya comenzaron a emitirse facturas con dos cupones de pago que les permitirá abonar mensualmente el consumo bimestral", se recordó. Asimismo, la compañía ofrecerá convenios especiales para aquellos casos que puedan acreditar la necesidad de contar con mayores facilidades de pago.