"Estamos en un mercado semiparalizado, donde las consecuencias a futuro todavía no las podemos medir", advirtió el presidente de la CCA, Alberto Príncipe.
La comercialización de vehículos usados alcanzó en junio último las 106.085 unidades, lo que representó una caída de 29,92% en comparación con el mismo mes de 2015, informó la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Respecto a mayo pasado, las ventas de junio marcaron un retroceso de 11,89% y en los seis primeros meses del año, acumularon una caída de 14,16%, con un total de 715.459 unidades comercializadas.

"Estamos en un mercado semiparalizado, donde las consecuencias a futuro todavía no las podemos medir.", advirtió el presidente de la CCA, Alberto Príncipe, quien sostuvo que "esto se da por no haber tomado decisiones anticipadas de lo que veíamos que podía suceder".

Príncipe remarcó que "hoy las concesionarias, pese a la seductora financiación que ofrecen, tienen sus stocks paralizados, debido al impedimento de poder tomar un auto usado a los precios actuales".

"Cuando la gente asuma la realidad de los precios, el mercado volverá a traccionar como corresponde y los volúmenes serán el índice que nos marcará la evolución de estos cambios", sostuvo el dirigente empresario.

De acuerdo a los números de la Cámara, las únicas provincias que en lo que va del año tuvieron crecimiento en el número de operaciones fueron La Rioja, con 3,88%, y Formosa, con 2,22%.

En tanto, las principales caídas correspondieron a Entre Ríos, con 18,77%; Córdoba, con 18%; Santa Fe, 17,87%; Mendoza, 17,30%; Capital Federal, 15,26%; Buenos Aires, 14,76; Santa Cruz, 14,56%; Chaco, 11,73%; y Tierra del Fuego, 11,44%; Tucumán: 11,17%; y Misiones: 10,46%.