El actor y productor contó que le gusta tomar riesgos, al punto de contar una historia con tintes hiperrealistas que dificultan la llegada a un público masivo.

Pablo Echarri asegura que le gusta tomar riesgos, al punto de haberse embarcado en La Leona, con una historia que, desde el vamos, sabía que no era lo ideal para captar audiencias masivas, como sí lo hacen las novelas de género (más previsibles, por decirlo de algún modo).

El productor y actor de esta ficción dijo que se aburre "si no tiene riesgo" y que él se corre del exitismo.

Seguí leyendo en RatingCero.com