El empresario alemán Kim Dotcom, cuyo juicio de apelación sobre su extradición a Estados Unidos comenzará a finales de agosto en Nueva Zelanda, anunció el regreso del clausurado portal de descargas Megaupload para enero del 2017.
"Megaupload regresará el 20 de enero de 2017, (durante el) quinto aniversario de la redada" contra la residencia que este poseía en las afueras de la ciudad neozelandesa de Auckland, apuntó el informático en un mensaje publicado en la red social Twitter.

Embed
"En las siguientes semanas y meses habrá más anuncios importantes de los socios del nuevo Megaupload. Permanezcan conectados aquí", sentenció Dotcom, fundador del clausurado portal durante una intervención orquestada por el FBI por supuesta piratería informática.

En mensajes anteriores, el empresario prometió un nuevo portal con 100GB de almacenamiento gratuitos, archivos cifrados en tiempo real, sincronización con todos los dispositivos de clientes y sin límite de transferencias.

Este domingo, además, Dotcom dejó entrever que el nuevo portal aceptará o realizará pagos con la moneda virtual Bitcoin.

Kim Dotcom - Megaupload Song HD (1).mp4
El pasado diciembre, un tribunal de justicia neozelandés se pronunció a favor de extraditar a Dotcom a Estados Unidos, junto a sus exsocios Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk, quienes residen en Nueva Zelanda en libertad condicional.

En ese fallo el juez Nevin Dawson consideró que existían indicios razonables para que los acusados deban responder en Estados Unidos a "trece delitos" vinculados con piratería informática, crimen organizado y lavado de dinero.

Dotcom y sus exsocios fueron detenidos en enero de 2012 en un vasto operativo en Auckland orquestado por el FBI estadounidense, que incluyó el cierre de Megaupload, la incautación de sus bienes y la congelación de sus cuentas, lo que dio inicio a una compleja batalla por su extradición que se ramificó en varios procesos.

Embed
Las autoridades estadounidenses creen que Megaupload, que llegó a tener 50 millones de usuarios, logró un beneficio de unos US$175 millones por supuestamente alojar material ilegal.

Hasta ahora, de los siete miembros de Megaupload imputados en EE.UU. solo fue condenado el programador estonio Andrus Nomm, al que le impuso una pena de poco más de un año de cárcel en ese país, que ya ha cumplido, tras admitir que violó los derechos de autor.