La agencia alemana de seguridad alimentaria, Foodwatch, publicó una investigación en la que alerta sobre tres marcas de chocolates que contienen, en algunos de sus productos, sustancias que son posibles agentes cancerígenos.



Foodwatch exigió a varias marcas retirar sus chocaletes del mercado, según el portal "The Local". Fue tras hacer pruebas en 20 productos diferentes y detectar que tres de ellos contenían niveles "peligrosos" de hidrocarburos aromáticos derivados de aceites minerales (MOAH, por sus siglas en inglés), considerados posibles agentes cancerígenos.

kinder.jpg
Los productos son: el chocolate Kinder Riegel de la marca italiana Ferrero, Fioretto Nougat Minis de la firma suiza Lindt y Sun Rice Classic Schokohappen, de la alemana Rübezahl.

fioretto.jpg
Según el representante de Foodwatch, Johannes Heeg, los fabricantes son "culpables de negligencia grave" pero "en vez de retirar los chocolates peligrosos del mercado y alertar a los consumidores" sugieren que "todo ha sido hecho de forma legal". La organización "recomienda no comprar estos productos, ya que los niveles [de los MOAH] son inaceptables para el consumo".

sun-rice.jpg
En tanto, el jefe de la Asociación Alemana de la Industria de la Confitería, Torben Erbrath, señaló al portal que los elementos químicos fueron encontrados en los envoltorios, lo que es "resultado del uso de papel reciclado". Una ley contra los MOAH en la alimentación fue puesta sobre la mesa en Alemania hace años pero, según Heeg, "existen poderosos grupos de presión que convencen a los políticos de anteponer los intereses del negocio a los del consumidor".

Embed