La historia de Valerie Sagun, una instructora de yoga de 29 años que vive en San José, California, ha llamado la atención del mundo.
Según el sitio BuzzFeed Life, Sagun ha practicado hatha yoga (conjunto de ejercicios físicos, conocidos como asanas diseñados para alinear piel, músculos y huesos) durante los últimos 5 años.

La flexible mujer, indicó el medio, abrió su cuenta de Instagram Big Gal Yoga hace un par de años. "Al principio, solo hice Tumblr", dijo Sagun. "Pero cuando llegué a 10.000 seguidores y la gente me pedía unirme a Instagram, decidí ir por ello", agregó.

"Nunca me he sentido realmente auto consciente sobre mi cuerpo durante las clases de yoga", expuso la mujer. "Para mí, el yoga es sobre la mente y el pensamiento positivo. Tuve ansiedad y depresión, y practicar me ha ayudado con eso", acotó.

La instructora, además, dijo tener una importante misión: combatir los prejuicios. "Siendo una mujer con curvas y de color, consigo mostrar a muchas personas no representadas que son capaces de cualquier cosa", manifestó.

"Necesitamos más diversidad, de forma que, un día, la diversidad simplemente sea algo normal que ocurre en todas partes", concluyó.