La Asamblea Extraordinaria de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que busca modificar el estatuto de la casa se tomó un receso en medio de la votación, que no lograba aún el consenso para aprobar la creación de la Superliga.
Tras la votación, 51 dirigentes dieron el visto bueno al cambio de estatuto, pero se necesitan 60 votos para que el proyecto salga adelante por lo que aún resta definir algunas decisiones de los 75 directivos del Comité Ejecutivo.

Según pudo saber ámbito.com, Daniel Angelici pidió un receso y armó un cónclave junto a Hugo Moyano (Independiente), Armando Pérez (Belgrano), Nicolás Russo (Lanús), Jorge Milano (Villa Dálmine) y Daniel Ferreiro (Nueva Chicago) para intentar convencer a los nueve dirigentes que faltan para que la Superliga sea una realidad.

En otro lado del salón de futsal en el complejo de AFA en Ezeiza, César Martucci (mano derecha de Angelici) y Horacio Martinoli (vicepresidente de Sarmiento) arengan al ascenso, los más reticentes al cambio, para que den su voto a favor.

El cuarto intermedio fue dispuesto hasta este miércoles, a las 16.

Así está el clima en el predio Julio Humberto Grondona, a la espera de la reanudación de la Asamblea que puede empezar a definir el futuro formato del torneo argentino.