El presidente de Boca, Daniel Angelici, se encontró con Daniel Ferreiro, vice de Nueva Chicago y representante de los clubes del ascenso, y tras dos horas de negociación llegaron a un acuerdo conveniente para los equipos de las categorías menores. Todos los detalles.

La Asamblea de Representantes de AFA que debía votar y la creación de la Superliga pasó a un nuevo cuarto intermedio, ahora hasta el miércoles a las 16, cuando se retome la sesión en el predio de Ezeiza, en medio de la rebeldía de los representantes de la B Nacional, quienes se niegan a aprobar el reparto de dinero que proponen los clubes grandes de Primera División.

Pero, según adelantó Ambito.com, cuando la Asamblea había concurrido el presidente de Boca, Daniel Angelici se acercó a Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago, y le pidió reunirse. El representante de la segunda categoría del fútbol argentino, aceptó la propuesta y estuvieron negociando durante dos horas.

En ese cónclave, el titular de Boca le ofreció duplicar lo ofrecido a los clubes del Nacional B para conseguir así los votos que le faltaron en la última reunión para aprobar el cambio de estatuto y sellar la Superliga.

Los números que se manejan son los de $ 1,5 millones a cada club de la segunda categoría, cifra que Ferreiro debatió rápidamente con sus colegas y llegaron a un principio de acuerdo que seguramente destrabará el conflicto en AFA y le dará un punto final a los debates por la implementación del nuevo torneo.