El juez "corrió traslado a la fiscalía y a las querellas" para que opinen sobre si corresponde cerrar la instrucción del tramo más antiguo del expediente. Es en el que están procesados Lázaro y Martín Báez, Pérez Gadín, Federico Elaskar y Leonardo Fariña.
Casanello dio un paso clave respecto de la primera parte de la causa de lavado de dinero en la está detenido el empresario Lázaro Baez, y acusados su hijo Martín, su contador Daniel Perez Gadín, el "arrepentido" Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar.

Embed
Lo que hizo Casanello fue "correr traslado a la fiscalía y a las querellas" para que opinen sobre si corresponde cerrar la instrucción de un tramo del expediente, el más antiguo, y la consiguiente elevación a debate oral , por lo que ahora el fiscal Guillermo Marijuan, y la Unidad de Información Financiera (UIF) deben decir si la primera parte de la investigación está agotada para ir a juicio, según informaron fuentes judiciales.

De esta forma, el juez enviaría a debate oral el caso en forma fragmentado. En esta oportunidad, deberán opinar si corresponde cerrar la parte de la causa en la que están procesados, con confirmación de la Cámara Federal, el propio Baez Martín Báez, Pérez Gadín, Federico Elaskar y Leonardo Fariña.

Embed

Fariña y Elaskar fueron dos de los primeros procesados del caso cuando el juez dio por probado el "vínculo asiduo" entre ambos. Los consideró en su momento responsables por "lavado de activos", en base a la ley 25.246, delito que prevé una pena máxima de 10 años de cárcel.

Lazaro Baez fue detenido cuando lo llamó a indagatoria luego de la difusión del video en el que se veía a varios acusados contando dinero en la financiera SGI conocida como La Rosadita. Martín, en cambio, no quedó preso pero debe permanecer en Buenos Aires.

Embed
La decisión del juez de ir enviando a juicio en forma fragmentada la causa, fue adoptada luego del último fallo de la Cámara Federal que había señalado la necesidad de promover sin demoras el paso a la siguiente etapa del proceso, esto es el juicio oral.

En tanto, el juez Casanello delegó en el fiscal Marijuan la investigación de los posibles delitos precedentes del lavado, como las irregularidades en los negocios de la obra pública adjudicada a las empresas de Lázaro Baez.