El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, admitió este martes que el Gobierno no estimaba aumentos de 1000% en las tarifas, en medio de la polémica por las fuertes subas que mostraron las facturas de gas en los últimos días.
"Cuando anunciamos la meta del déficit del 4,8% del PBI, no preveíamos aumentos de tarifa de gas superiores al 400%", dijo Prat Gay, por lo que "no afecta" el objetivo fiscal para este año.

Durante una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno, el titular de la cartera económica reiteró que si el objetivo de la inflación anual del 25% no se cumple en diciembre, "será en marzo de 2017".

En ese sentido, aseguró que "la inflación está bajando, lo verán con los números de los próximos días. Ya en junio hubo una caída importante, para septiembre estará en el orden del 2% y a fin de año en el 1,5%".