Después de pasar una semana en Croacia con toda su familia (padres, hermanos y sobrinos), Lionel Messi viajó junto a Antonella Roccuzzo y sus hijos Thiago y Mateo a Ibiza.

El futbolista decidió irse junto a su mujer y sus hijos, sin el resto de su familia, para disfrutar de unos días de sol en un lujoso yate junto.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.