Se emborrachó en la sala VIP de un aeropuerto, devolvió en el avión y lo echaron. Eso le pasó al ex jugador NBA, de 36 años, en un vuelo de la empresa Delta que se dirigía desde Los Ángeles hacia Nueva York.
Lamar Odom sigue escribiendo su historia más negra fuera de las canchas. Ahora, pasó un mal momento en un avión: el ex jugador de los Lakers se emborrachó en la Sala VIP del aeropuerto de Los Ángeles con cerveza y whisky y se vomitó encima en la aeronave, primero en el pasillo y después en el el baño. Así lo indicaron algunos testigos al portal TMZ.

Embed
Algunos pasajeros del avión comentaron que Odom se desplomó en el asiento 4B de primera clase pero, poco antes de que el avión se despegara, se levantó, vomitó en el pasillo, se dirigió al baño, abrió la puerta y antes de entrar volvió a devolver, aunque esta vez lo hizo en sus pantalones.

La respuesta fue inmediata: los miembros de la tripulación lo invitaron a abandonar el pasaje, mientras otros compañeros limpiaban el baño y el pasillo del avión.

NBA-Jugador-Basket
Pero, diez minutos más tarde, Odom regresó al avión y entró en la cabina y volvió a sentarse en su asiento. Poco después, el ex jugador se levantó de nuevo para ir al baño, apoyándose sobre las cabezas de los pasajeros para mantener el equilibrio.

Uno de los pasajeros se dirigió al personal de vuelo y dijo: "¿No conocés su historia? No quiero un cadáver a 30.000 pies". Poco después, fue invitado de nuevo a salir del avión y el vuelo, que partió hacia New York sin el ex jugador, lo hizo con 40 minutos de retraso por el incidente.

Embed