El condenado por el triple crimen de General Rodríguez contrajo
matrimonio en el Penal de Ezeiza con una amiga de la infancia de su familia 10 años mayor que él, bajo extremas medidas de seguridad.

Martín Lanatta, uno de los cuatro condenados por el triple crimen de General Rodríguez, se casó este miércoles por civil en la cárcel de Ezeiza, en una ceremonia que se llevó a cabo bajo extremas medidas de seguridad y de la que participaron uno de los seis hijos del detenido y su madre, y en la que se reencontró con su hermano Cristian, a quien no veía desde la recaptura del 9 de enero último.

Embed

Lanatta y su novia Viviana se casaron por civil ante un juez de Paz de Ezeiza, a las 11 de la mañana, en una ceremonia en el salón de actos de Complejo Penitenciario I de ese mismo partido bonaerense.

Viviana era una amiga de la infancia de Lanatta, diez años mayor que él, que nunca dejó de visitarlo mientas estuvo preso y con quien tuvo un hijo, a quien recién pudo reconocer y ponerle su apellido hace solo un mes.

Según fuentes del SPF, tras haber sido recapturado el 9 de enero pasado luego de la fuga cinematográfica del Penal de General Alvear que protagonizó junto a su hermano Cristian y a Víctor Schillaci, Lanatta pidió autorización judicial para casarse.

Embed

En la ceremonia estuvo presente la madre del condenado y uno de los cinco hijos que tuvo de un matrimonio anterior.

En este evento, Martín Lanatta se reencontró con su hermano Cristian por primera vez desde que fueron recapturados tras la fuga del penal de General Alvear.

Luego del casamiento, Lanatta y su mujer pasarán su noche de bodas en una de las habitaciones para encuentros íntimos del módulo 3 de la cárcel de Ezeiza.