La CIA utilizaba temas de la exitosa cantante para humillar a los supuestos extremistas terroristas.

Un artículo escrito por el periodista Alex Ross, reveló llamativos métodos de tortura que utilizó la Central de Inteligencia estadounidense (CIA) para presionar psicológicamente a sus detenidos y, así, conseguir declaraciones que los autoinculparan.


Entre los métodos que utilizaban los agentes era recurrir en varias oportunidades al heavy metal o al hip hop para perturbar con la prohibición de dormir a los reclusos.


Seguí leyendo en RatingCero.com.