Ni alarmas ni cámaras de seguridad. La forma en que este comerciante evitó ser robado, fue no prestándole atención al ladrón. El delincuente no supo que hacer y se terminó yendo. Mirá el video.
New Zealand kebab shop owner blanks armed robber.mp4
En las imágenes se ve cómo un ladrón armado y con un pasamontañas puesto, apunta al hombre detrás del mostrador en un local de venta de Kebabs de Nueva Zelanda, y le pide la recaudación, pero obteniendo una respuesta inesperada.

El dueño del lugar lo mira y con una sonrisa continúa haciendo sus cosas, e inclusive le alcanza un pedido a otro cliente, mientras que el delincuente simplemente no sabe qué hacer y se termina yendo.

Sahid Ahmed, el protagonista de la escena en el local de comidas, dijo en declaraciones a la prensa tras desarmar al ladrón: "Le di la comida al cliente porque quería que se fuera y estuviera a salvo".