En marzo de este año anunciaron que volvían los envíos puerta a puerta pero nunca se implementó. La gente comenzó a comprar, las transacciones crecieron un 30%, y las colas en Aduana son agotadoras.

Pese a que en marzo pasado el titular de la administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad había prometido que "vamos a volver a implementar el courier para evitar esas colas infames de gente", siguen las restricciones para los envíos a domicilio de las compras por Internet a sitios extranjeros. No obstante, en sólo cuatro meses crecieron en promedio un 30%.

Embed

Hasta 2014, eran furor las compras de los más diversos objetos a sitios fundamentalmente de China. Desde desde ese año se estableció un límite de compras además de la obligación de retirar el paquete en la sede portuaria de la Aduana teniendo que cumplimentar decenas de engorrosos trámites burocráticos.

"Hoy hay en promedio tres horas de demora para retirar una encomienda. Hay que tener en cuenta que hay que hacer dos colas, por una lado la de la Aduana y por otro la del Correo", explicaron al diario Ámbito Financiero fuentes del Correo Argentino que cuentan con sus salones desbordados de gente. Muchos hicieron pedidos creyendo que los envíos se habían liberado, pero el sistema puerta a puerta todavía es una utopía.

Embed

Según información a la que accedió ese diario, los compradores "creen que los límites cambiaron y que se liberaron las compras por eso vemos un 30% más operatorias a partir del anuncio inconcluso de Abad". La reglamentación del organismo prevé que los artículos que cuestan menos de u$s 25 no pagan ningún tributo. Si el producto cuesta entre u$s 25 y u$s 999, paga el 50% de su valor en concepto de Derechos a la Importación, y si el importe fuera mayor que u$s 999, se aplica el Régimen General de Importación, para lo cual es necesario realizar una declaración jurada.

Desde el Ministerio de Producción, que encabeza Francisco Cabrera aseguraron que por el momento no habrá novedades y que la prioridad era "liberar" los productos de cultura como el caso de los libros. La medida, que con suerte podría llegar antes de fin de año, la están trabajando AFIP junto al Ministerio de Comercio. Aquellos que compren a través de una página de internet internacional deberán retirar el paquete en el Centro Postal Internacional del Correo Argentino, ubicado sobre la avenida Antártida Argentina, frente a Retiro. luego de hacer un trámite online ante la AFIP (declaración jurada y pago de impuestos), cuando recibe la notificación de que llegó un envío a su nombre.