Los citó el juez federal Daniel Rafecas para que declaren como testigos. El fiscal Federico Delgado también pidió la indagatoria de la monja que ayudó al ex funcionario a entrar las valijas al convento.

La fiscalía que investiga al detenido ex secretario de Obras Públicas, José López, pidió que se cite como acusados a una monja del convento de General Rodríguez donde el ex funcionario intentó esconder casi 9 millones de dólares y a un contador y un empresario vinculados a la obra pública, hecho por el cual están convocados hoy a declarar los policías bonaerenses que detuvieron al ex funcionario.

Embed

Los seis policías bonaerenses que participaron del operativo de detención del ex secretario de Obras Públicas, José López, declararán hoy como testigos. La intención del juez federal Daniel Rafecas es que cuenten cómo fue el accionar de las monjas cuando el ex funcionario llegó al convento de General Rodríguez con bolsos repletos de dólares.

Rafecas citó a seis oficiales que participaron en la detención de López para ampliar su declaración testimonial. El magistrado busca recopilar precisiones sobre la actitud de las religiosas al momento de la llegada de López con el dinero al convento.

Embed

En el video se ve a una de las monjas ayudando al ex funcionario a ingresar bolsos al edificio. Tras su difusión, el fiscal Federico Delgado solicitó el pedido de indagatoria para los seis efectivos.

En tanto una de las monjas que colaboraron esa madrugada con el ex secretario de Obras Públicas, Celia Aparicio -la "hermana Inés"- fue acusada por Delgado de ayudar a López en tanto la encargada del convento, Alba Día de España Martínez Fernández - conocida como la "madre Alba"- también quedó vinculada pero se pidió que sea sometida a estudios médicos por su avanzada edad para determinar si puede enfrentar una causa penal.

Embed

Las monjas "fueron quienes colaboraron con López para ocultar los rastros del delito", concluyó el fiscal y les imputó encubrimiento, un delito para el que el Código Penal estipula una pena de hasta tres años de cárcel.

"No se limitaron a monitorear la llegada de López al convento, también lo recibieron y ayudaron a ingresar el dinero a la casa. Se manejaron con mucha tranquilidad teniendo en cuenta que a centímetros de la puerta había un fusil apoyado en el piso de la galería", remarcó.

Embed

También aludió a documentación sobre los vínculos del ex funcionario con el contador Andrés Galera y el constructor Eduardo Gutiérrez, y, al pedir sus indagatorias, sostuvo que ambos habrían actuado como cómplices del enriquecimiento ilícito de López, delito que prevé hasta seis años de prisión.