"Tenía una eximición de prisión", argumentó el abogado José Novello en declaraciones a Radio 10. El ex dirigente de Hinchadas Unidas Argentinas ya se encuentra en el despacho de la jueza Sandra Arroyo Salgado para ser indagado.

Marcelo Mallo, el ex dirigente de Hinchadas Unidas Argentinas, fue trasladado al despacho de la jueza federal de San Isidro 2, Sandra Arroyo Salgado, quien lo indagará tras haber quedado detenido por poseer una pistola que en 2008 fue utilizada para asesinar a dos narcos colombianos en el shopping Unicenter.

Embed
Su abogado defensor, José Novello, aclaró por Radio 10 que su cliente "tenía pedido de captura pero no estaba prófugo porque tenía una eximición de prisión".

Además, dijo que Mallo tenía la pistola porque "se la iba a comprar a Leandro Giso". "Estaba todo en el Renar", agregó.