El presidente francés se encontraba en Aviñón para encabezar la célula de crisis después de la masacre que provocó un camión y en la que murieron al menos 30 personas.
El presidente francés, François Hollande, que se encontraba en Aviñón, en el sudeste de Francia, volvió a París para encabezar la célula de crisis luego de una masacre en Niza donde habría decenas de muertos, informó a la AFP la presidencia.

"El presidente habló con (el primer ministro) Manuel Valls y con (el ministro del Interior) Bernard Cazeneuve. Va a volver a París directamente a la célula de crisis", al ministerio del Interior, precisó la fuente.