Luego de la decisión tomada por el Ministerio de Trabajo, el gremio dio marcha atrás al momento previo de la iniciación del conflicto por reclamos salariales.
El Ministerio de Trabajo dictó esta tarde la conciliación obligatoria en el conflicto que, por reclamos salariales, mantiene la seccional porteña del Sindicato de Luz y Fuerza con las empresas de la actividad, por lo que el gremio suspendió el paro general iniciado esta mañana, confirmaron las fuentes gremiales.

La cartera laboral aplicó esta tarde la Ley 14.786 de conciliación obligatoria, por lo que el gremio debió retrotraer la situación al momento previo de la iniciación del conflicto, aunque esta noche deliberaba el consejo directivo de la organización sindical en su sede de Belgrano y Defensa, encabezado por Rafael Mancuso, para analizar la situación y determinar "los pasos a seguir".

Los trabajadores lucifuercistas porteños iniciaron esta mañana un paro general en demanda de "la reapertura de la paritaria en las diversas prestadoras", que hasta esta tarde solo ofrecían servicios de emergencia y guardias, según los voceros gremiales.

La medida de fuerza, anticipada ayer a Télam por Mancuso, titular del gremio, fue adelantada por el fracaso de las últimas negociaciones con los representantes del sector empresario.

La paralización de las tareas afectó hoy todos los servicios administrativos y técnicos de las empresas Edesur, Edenor, Central Costanera, Central Dock Sud y Central Puerto.

El sindicato había dispuesto hace unos días el estado de alerta y movilización ante la negativa patronal a producir "una recomposición salarial" y también había informado respecto de la situación a los ministros de Energía y Trabajo, Juan Aranguren y Jorge Triaca, respectivamente, y a los directivos empresarios.

Luz y Fuerza procura discutir con las prestadoras un nuevo convenio, aunque las firmas se niegan a actualizar los ingresos. "Se reclamó una recomposición de los haberes de mayo a octubre, porque en la negociación de 2015 se firmó un acuerdo de 18 meses. Entonces se convino un incremento anual -de abril a abril de este año- del 27,8 por ciento en dos cuotas y otro 11,9 de mayo a octubre próximo. Se pretende elevar ese último guarismo ante la actual situación inflacionaria", puntualizó Mancuso.