Varios compatriotas se encontraban en el lugar en el momento en el que un camión atropelló y mató a al menos 84 personas en los festejos por un nuevo aniversario de la Revolución Francesa. "La gente sin saberlo comenzaba a correr, fue un momento desesperante", dijeron.

Afortunadamente, ningún argentino fue víctima del atentado que sacudió este jueves por la noche a Niza, pero muchos vieron el horror.

"Se trataba de una fiesta donde la gente iba con su familia y de repente llegó un camión y arruinó todo. Es una cruel realidad la de estar festejando y que te toque morir", contó Jane Yocca, una argentina que viajó desde Tucumán a Francia para poder asistir a un casamiento.

Embed

La joven contó que "estaba junto a mi marido, mi hermano y su mujer. Nos estábamos yendo cuando vimos una estampida de gente corriendo hacia nosotros", sostuvo y agregó: "No entendíamos nada pero empezamos a escuchar tiros".

En ese sentido, la mujer contó que se refugiaron en una confitería: "Los dueños nos pidieron que entremos y nos tiremos al piso. Durante 10 minutos vimos como corría la gente despavorida".

Embed
"Había mucha gente disfrutando el evento y por eso la estampida fue tan grande. El dueño del bar nos pidió que salgamos y nos alejemos de la avenida porque seguía el peligro. No conocíamos a nadie. Fueron 45 minutos sin información sobre qué estaba pasando. Estábamos todos en shock. Nos ayudó mucho la gente del hotel, que luego de esperar, nos pidió que salgamos y nos alejemos hacia la ciudad vieja de Niza", relató.

Embed

En tanto, Julieta y Alejandro también vivieron de cerca el horror: "La gente empezó a correr en sentido contrario al centro, para el lado del puerto, a medida que corrían le iban a diciendo al resto que corriesen", describió Alejandro.

Los argentinos explicaron que se encontraban en la playa cerca de la zona del puerto de Niza y que si bien escucharon varias explosiones no podían asegurar que se tratase de disparos ya que "la gente también tiraba fuegos artificiales por su cuenta".

Embed

"En un principio se habló de un accidente con los fuegos artificiales, después hablaban de un tirador y hace un rato nos avisó un comerciante que se trató de un coche terrorista que había atropellado gente en la avenida principal", detalló Julieta sobre lasdistintas versiones que se fueron repitiendo en medio del desastre.