Según los medios franceses, Mohamed Lahouaiej Bouhlel actuó solo y fingió ser un repartidor para poder pasar los controles. Había dejado su camión estacionado durante 9 horas en la costanera y nunca fue revisado, por lo que denuncian fallas de control.
Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el atacante de Niza, habría burlado a los servicios de seguridad de la Promenade des Anglais (Paseo de los Ingleses) al fingir un proveedor de helados, según informaron medios franceses.
"Debo entregar helados", habría dicho el atacante para lograr burlarse de la seguridad. Bouhlel había estado estacionado en la costanera durante nueve horas y la seguridad nunca le revisó el camión, donde llevaba armas falsas y una granada.
Embed

Diez niños y adolescentes figuran entre las 84 víctimas mortales causadas por el atentado con camión el jueves por la noche en Niza, indicó el viernes el fiscal encargado de la investigación.

En total, 202 personas resultaron heridas en el ataque, y 52 de ellas estaban el viernes por la tarde entre la vida y la muerte, precisó François Molins, el fiscal de París al frente de la fiscalía antiterrorista francesa.

Embed

El hecho ocurrió cuando el camión embistió a la multitud que se había congregado para ver los fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional, es un lugar muy transitado por los turistas, tanto franceses como extranjeros.

Niza es, tras París, la segunda ciudad de Francia más popular entre los turistas. En 2015, recibió 2,26 millones de visitantes, según Euromonitor. La fecha del atentado es muy emblemática: el 14 de julio se celebra la toma de la Bastilla y es la fiesta nacional francesa.