El director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, admitió que no le provocó "absolutamente nada" la sorpresiva eliminación de Boca Juniors en las semifinales de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle de Ecuador, el mismo rival que sacó a su equipo en octavos de final.
"¿Qué me va a provocar? Nada, no me provocó absolutamente nada. No tengo mucho para decir, lo que menos quiero es aprovecharme de esta situación, no es mi estilo", aseguró Gallardo en Orlando, Estados Unidos, donde el plantel realiza la pretemporada.

Gallardo comentó que se enteró de la noticia después del entrenamiento y la calificó como "cosas que pasan" en el fútbol. "Me enteré después porque estábamos entrenando, no pude ver el partido", explicó el entrenador.

El plantel millonario tuvo que iniciar anoche el segundo turno de trabajo más tarde del habitual por una tormenta eléctrica, lo que hizo que la práctica coincidiera con la derrota de Boca ante Independiente del Valle (3-2) en la Bombonera.