El hombre le dijo a la Policía que iba a entregar helados con su camión y en vez atropelló a cientos de personas en un evento por el Día de la Toma de la Bastilla.
El tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años, fue identificado como el autor del atentado en Niza, Francia, en el que murieron 84 personas el jueves pasado. El hombre le dijo a la Policía local que pretendía vender helados en su camión y en vez atropelló a una multitud que estaba reunida en el paseo costero para celebrar el Día de la Toma de la Bastilla.

bouhlel atentado

Nacido en Msaken, Túnez, Bouhlel había emigrado a Francia en 2005 y estaba casado con una mujer francotunecina con quien tenía tres hijos. La pareja vestía a la usanza occidental y algunos de sus vecinos incluso aseguraron que el hombre bebía cerveza, algo prohibido en la religión musulmana.

Pero Bouhlel no frecuentaba la pequeña mezquita en Niza, sino que era conocido de la Policía por "su historial de amenazas, violencia, robo y degradaciones cometidos entre 2010 y 2016", según precisaron desde la fiscalía local.

Bouhlel se había separado de su mujer hacía 18 meses, antes del nacimiento de su tercer hijo, y había dejado el hogar que compartía con su familia en el edificio Le Bretagne. "Yo no creo para nada que haya un problema de radicalización, más bien pienso que hay un tema psiquiátrico", comentó un ex vecino.

El encargado del edificio confirmó que Bouhlel se dedicaba de lleno al ejercicio -más precisamente a la musculación- y a los deportes de combate y que "era muy violento con su mujer". El hombre fue descripto como alguien "solitario" y "callado".