Los investigadores intentan reconstruir las últimas horas con vida de Eduardo Funes, de 29 años. Su cadáver fue hallado a cuatro cuadras de su casa. Habría estado con amigos, pero cuando la policía llegó al lugar no había nadie.
Eduardo Funes tenía 29 años y el sábado fue encontrado sin vida por una mujer en un pasaje sin nombre que se encuentra a metros de la esquina de Pieragnoli y Los Ciruelos, en Comodoro Rivadavia.

Una joven que caminaba por el lugar alrededor de las 1:15, fue quien divisó el cuerpo que yacía en el suelo. Rápidamente corrió hasta la comisaría y alertó a los agentes de guardia. Funes ya estaba sin vida, según informó El Patagónico.

El sábado por la tarde la autopsia reveló que Eduardo había recibido 60 puñaladas: 20 en la cara y 40 en el tórax. "Fue muy violento y muy raro. Por el momento sólo podemos precisar que el lugar donde se encontró el cuerpo no sería la escena primaria", dijo el fiscal a cargo de la causa, Martín Cárcamo.

"Aparentemente habría estado con amigos, pero cuando llegamos no había nadie, algo que pasa siempre con estos hechos. Pero estamos investigando y tratando de establecer dónde había estado", agregó.