Los reconocidos actores celebraron el cumpleaños de sus hijos gemelos y llamaron la atención de la prensa internacional por "la sencillez del agasajo".


Brad Pitt y Angelina Jolie sorprendieron en las calles de Los Ángeles cuando llevaron a sus hijos gemelos Knox y Vivienne a celebrar su cumpleaños en el popular restaurante West Hollywood.

La pareja y los niños, de 8 años, llamaron a la atención de los comensales y de la prensa internacional que no podían creer que fueran los famosos quienes estaban en dicho lugar.

Seguí leyendo en RatingCero.com.