El azuleño definió el cuarto punto llevando al italiano a la red y luego pasándolo con un globo exquisito, que fue el principio de un festejo alocado con la clasificación a semifinales consumada. Revivilo acá.