Los datos se desprenden de un relevamiento de la consultora Analogías sobre un universo de 2000 casos en Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana. Además aseguran que más del 60% de los encuestados, opinan que hay que "anular el tarifazo".
Según los números dados a conocer por la consultora Analogías, un 76,8% de la población se mostró de acuerdo con el cacerolazo que se realizó el pasado jueves, en contra del aumento en las tarifas de los servicios de gas, luz y agua potable.

Del relevamiento que publica este domingo en su edición impresa Ámbito Financiero se desprende además, que el 67,1% de los encuestados considera que la Corte Suprema debe anular el tarifazo. El estudio arroja también que casi un 70% tiene una imagen negativa del ministro de Energía, Juan José Aranguren.

En torno al apoyo, adhesión, participación o simpatía con la protesta del pasado jueves, un 76,8% de los encuestados se manifestó de acuerdo, mientras que sólo un 12% afirmó no estar de acuerdo con la medida de protesta. Entre los adherentes del Frente para la Victoria y el PJ el apoyo crece hasta el 89%.

Embed
Llamativamente el 36,8% manifestó haber participado del cacerolazo del jueves, un elevado porcentaje para un hecho de participación activa, que expresa una empatía muy horizontal con la medida. El 91,2% manifestó haberse enterado de la protesta.

Acerca de la actitud de la Corte Suprema de Justicia "es donde aparecen mayores grados de desinformación e incertidumbre", según indica el estudio. Un 67,1% considera que el máximo tribunal de Justicia debe anular los aumentos, frente a un 5,2% que cree que debe permitirlos. Un alto porcentaje manifestó no saber: 19,2%.

Pero al consultar sobre lo que finalmente hará el supremo tribunal, las respuestas aparecen con un grado mayor de escepticismo: menos de la mitad (42,7%) cree que va a anularlos. Un 15, 4% cree que no se pronunciará y el 17,2% considera que la Corte permitirá los aumentos. Nuevamente un alto porcentaje, esta vez del 24,7% manifiesta no saber.

Embed
Por primera vez en las mediciones de la consultora la evaluación de desempeño del presidente, Mauricio Macri, presenta un diferencial negativo, en este caso del 7,7 %. La desaprobación crece entre los sectores más humildes, y en el sur y el oeste del conurbano bonaerense; Macri presenta mayor aceptación en la zona norte del conurbano y en la Ciudad de Buenos Aires.

En la franja de 30 a 44 años su desaprobación pasa el promedio general en 5 puntos, alcanzando el 56,5%, y un diferencial negativo de 15 puntos. En contraste, entre los mayores de 60 años Macri presenta un diferencial de evaluación positivo de 13 puntos.

El ministro Aranguren es evaluado con un 69,8% de opiniones regulares negativas, malas y muy malas, y entre ellas las muy malas suman el 38%, con un conocimiento de sólo el 51%.