El partido entre Aucas y River de Ecuador debió ser suspendido este domingo debido a un ataque de un enjambre de avispas, que hizo que tanto espectadores como jugadores, árbitros y policías debieran salir huyendo del estadio.

Avispas.jpg
El partido en el estadio Alberto Spencer de Guayaquil llevaba apenas nueve minutos cuando fue asolado por un enjambre de avispas; tras una espera de una hora se decidió postergar el partido para el lunes, de modo de garantizar la seguridad de los asistentes.

Embed
Dos horas después de su llegada, las avispas abandonaron el estadio, ubicado en una de las zonas comerciales y residenciales de Guayaquil. Más tarde, incluso, pudieron jugar en esa cancha Emelec contra Mushuc Runa, ya sin la presencia de avispas.