El equipo argentino de Copa Davis consumó este domingo un enorme triunfo como visitante ante Italia en la serie de cuartos de final que lo volvió a meter entre los cuatro mejores del máximo certamen tenístico a nivel equipos.
Es por eso que la alegría fue tal que los capitaneados por Daniel Orsanic tuvieron que cumplir una promesa que habían hecho antes de comenzar la serie. Así fue como todos, incluidos los médicos, ayudantes y preparadores físicos (ni Orsanic zafó), debieron raparse el costado de sus cabezas.

Embed
Felices, los hombres posaron para la foto que fue replicada en la cuenta oficial de la Copa Davis. Cabe recordar que, en marzo pasado, tras el triunfo también como visitante frente a Polonia por la primera rueda, el equipo ya había cumplido una promesa. En aquella ocasión, en pleno invierno polaco, se dieron un chapuzón en las heladas aguas del Mar Báltico.