El Presidente finalmente asistió a la conmemoración de las víctimas del atentado a la mutual judía, a 22 años del ataque, pero apenas participó del homenaje durante 10 minutos.

El presidente Mauricio Macri tuvo una participación fugaz en el acto homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA, al cumplirse 22 años del ataque, ya que sólo estuvo 10 minutos y se fue antes de que comenzara el discurso del vicepresidente de la mutual judía, Ralph Thomas Saieg.

Vale recordar que hasta el domingo a la tarde estaba en duda su participación en el acto ya que se especulaba que sólo iría a dejar una ofrenda floral en la sede de la mutual judía. Sin embargo, luego fuentes de la Casa Rosada confirmaron su presencia en el acto que comenzó con la tradicional sirena a las 9.53.

Al finalizar la conmemoración, y consultado por la prensa, el ministro de Ambiente, Sergio Bergman señaló que Macri se retiró antes de que concluyera el acto "por un tema de agenda" y valoró la presencia del mandatario como "símbolo de su investidura", a la vez que resaltó su "compromiso personal" con el esclarecimiento de la investigación para determinar los responsables del atentado.

La misma actitud tuvo el jefe de Estado el pasado 10 de julio cuando en un primer momento puso en duda su participación en el cierre por los festejos del Bicentenario de la Independencia debido a que estaba "cansado". Finalmente, asistió pero estuvo presente sólo algunos minutos y luego se retiro en helicóptero.

MACRI HELICOPTERO.flv
Por su parte, el vicepresidente de la AMIA destacó los "primeros gestos" del Gobierno en torno a la investigación del atentado contra la mutual ocurrido hace 22 años, aunque advirtió que el Estado "aún debe respuestas".

"En diciembre pasado, la sociedad argentina eligió en forma democrática un cambio de gobierno. Los primeros gestos frente a la causa fueron realmente positivos. Recibimos con satisfacción la decisión de que el Memorándum de entendimiento con Irán quedaba sin efecto, porque siempre creímos y dijimos que era un instrumento inútil para el propósito que en teoría perseguía", expresó Saieg.

Sin embargo, advirtió que todavía hay "agujeros negros sobre los que aún nos debe respuestas el Estado argentino para el total esclarecimiento del atentado".