Un consorcio chino comprará por US$600 millones el navegador noruego de internet Opera, tras fracasar una tentativa de operación pública de adquisición sobre la casa matriz, Opera Software, anunció este grupo en un comunicado.
"Las condiciones para cerrar la Oferta Pública [de adquisición] no se dieron antes del fin del plazo estipulado, el 15 de julio de 2016", explicó Opera Software en un comunicado.

El grupo noruego se abstuvo de identificar las condiciones referidas, aunque la semana pasada indicó que el resultado de la OPA parecía incierto porque no había obtenido hasta el momento las autorizaciones necesarias.

La operación requería el aval tanto de la Comisión estadounidense de inversiones extranjeras como de las autoridades chinas.

Se desconocen sin embargo las causas exactas del bloqueo. "No es que faltaran las aprobaciones, sino que no se dieron antes de los plazos fijados", aseguró el director general de Opera Software, Lars Boilesen, citado por el diario Dagens Naeringsliv (DN).

Embed
El consorcio chino, formado por el fondo Golden Brick Silk Road y las sociedades Bejing Kunlun Tech (de videojuegos y móviles) y Qihoo 360 (seguridad informática), llegó en consecuencia a un acuerdo alternativo con Opera Software para adquirir algunas actividades del grupo noruego.

La nueva oferta, de US$600 millones, le permitirá hacerse con el control de la división de navegadores y de algunas aplicaciones y licencias, así como una participación minoritaria de los noruegos en una alianza empresarial con la empresa china. La operación debería concretarse antes de fin año.

Opera, que reivindica unos 350 millones de usuarios, es el quinto navegador mundial, aunque lejos detrás de Chrome, Edge, Firefox y Safari.

La oferta inicial había sido aceptada por más del 90% de los accionistas, pero la nueva propuesta podría resultar aún más atractiva, según observadores.

El grupo noruego podrá conservar así sus actividades en el segmento profesional (medios, aplicaciones y juegos y televisión), que el año pasado representaron el 77% de su facturación total, de 616 millones de dólares.

Los mercados parecían sin embargo menos convencidos de esas ventajas: la acción de Opera Software perdía a media tarde más de un 15% en la Bolsa de Oslo, que registraba un retroceso global de 0,46%.