Ben Twist es un nene británico de 11 años, con autismo, que hace unas semanas realizó sus exámenes para terminar la primaria. Su maestra, Rachel Clarkson, le escribió una carta para agradecerle su esfuerzo y recordarle que hay cosas que las pruebas no miden. Su madre, Gail, se emocionó tanto que la compartió en Twitter.
"Te escribo para felicitarte en tu actitud y éxito en completar tus exámenes de fin de primaria", se puede leer al comienzo de la misiva. "Gil, Lynn, Angela, Steph y Anne han trabajado -agrega- muy bien contigo este año y has hecho un inmenso progreso. He escrito esta carta para ti y para tus padres, para decirles los resultados del examen".

"Algo muy importante que quiero que entiendas es que estos exámenes solo miden un poco de ti y de tus habilidades. Son importantes y los has hecho bien, pero Ben Twist está compuesto de muchas otras habilidades y talentos que nosotros en Lansbury Bridge vemos y medimos de diferentes maneras", le explicó la maestra.


Embed
Cada prueba es personalizada y, este año, Ben fue el único en su promoción en hacerla. La carta describe 10 talentos de Ben que los SATs (exámenes de fin de ciclo) no miden, pero que en su colegio, Lansbury Bridge School & Sports College, "ven".

Embed
Algunas de las habilidades que la maestra destaca de Ben son: su capacidad para trabajar en equipo, para hacer y mantener amigos, para expresar su opinión y para diseñar y constuir cosas.

El colegio para niños con necesidades especiales está en St. Helens, un pequeño pueblo en el noroeste de Inglaterra. Clarkson cuentó al portal Verne que la manera de enseñar del colegio es personalizada y específica, enfocada a las necesidades de cada estudiante.