El titular del club Belgrano de Córdoba, Armando Pérez, presidirá la Comisión Normalizadora que FIFA dispuso para la transición en la AFA. En la comisión habrá cuatro miembros en lugar de siete, luego de que se fueran cayendo los postulantes.
El vice será el abogado Javier Medín, ex integrante del departamento legales de Boca durante la gestión del presidente Mauricio Macri, y los restantes miembros serán el presidente del Consejo Federal de la AFA, el santiagueño Pablo Toviggino, y la abogada Carolina Cristinziano.

El desembargo de esta virtual intervención de la FIFA sobre la AFA se produce en el marco de la reestructuración que significa la creación de la Superliga.

"Este comité se encargará de administrar la actividad diaria de la AFA, revisar sus estatutos para adaptarlos a la última versión de los Estatutos Modelo de la FIFA y organizar elecciones, para lo cual tendrá como fecha límite el 30 de junio de 2017", sostiene el comunicado emitido por FIFA pasadas las 14 de la Argentina.

Embed
El parte agrega que ese comité "actuará como comisión electoral y, por tanto, ninguno de sus miembros será candidato a ninguno de los cargos convocados en los comicios".

De esa forma, Pérez, que no consiguió los avales para las frustradas elecciones de diciembre pasado, no podrá ser candidato.

Asimismo, la urgencia para esta comisión es contratar al entrenador del seleccionado argentino de fútbol tras la renuncia de Gerardo Martino y ya que el 15 de agosto, en menos de un mes, la AFA deberá dar la lista con los jugadores que afrontarán el partido ante Uruguay, el primero de setiembre en Mendoza por las eliminatorias.

Embed
También les quedará definir los entrenadores de divisiones juveniles, un sector casi a la deriva desde principios de año.

El parte de FIFA sostiene que "el comité de regularización podrá proponer aumentar el número de miembros hasta un máximo de 3 personas. En tal caso, la FIFA y la CONMEBOL procederán a la selección de dichas personas".

Es que la FIFA intentó una comisión de siete miembros pero se le fueron bajando de a uno. La baja más contundente fue la del escribano Fernando Mitjans, presidente del tribunal de Disciplina de AFA, quien iba a encabezar esta colegiatura.

Embed
Todo empezó semanas atrás cuando el suizo Primo Corvaro y la paraguaya Monserrat Giménez llegaron a la Argentina para acopiar datos sobre la AFA en crisis y en default.

La demora en conformarse quedó a las claras ya que la FIFA no pudo cerrar los siete miembros. En Argentina espraban que la comisión llegue con una masa de dinero. Daniel Angelici reclamó "un mínimo de 50 millones de euros" para que el fútbol argentino "arranque".

Las informaciones de estos días daban cuenta que la mayoría de los postulantes que se fueron bajando fue precisamente por la falta de dinero.